Ciencias Forenses

Las Personas Desaparecidas: Centro de Recursos

Las Personas Desaparecidas: Centro de Recursos

Durante muchos años, ciudadanos mexicanos que intentaban encontrar un empleo en EE.UU morían en sus esfuerzos por cruzar la frontera ilegalmente. Los restos humanos encontrados en los estados del sur de EE.UU probablemente son el miembro de la familia del que nunca volvieron a escuchar sus familiares en México. Las estadísticas informadas por la Oficina de Latinoamericanos en Washington mencionó 463 muertes de inmigrantes en EE.UU en 2012. Solamente en Arizona, de octubre del 2012 a agosto del 2013, se reportaron 171 muertes de inmigrantes. En un informe del Centro Nacional de Recursos de Justicia Penal (Informe 219533) se declaraba que entre 1980 y 2004 se reportaron aproximadamente 10,300 restos no identificados y más de tres cuartos de este número fueron reportados por cinco estados, Arizona, California, Florida, Nueva York y Texas. Informes como éste apenas comienzan a definir el problema que enfrentan los forenses y oficinas en EE.UU, los cuales son obligados a identificar cuerpos encontrados en sus jurisdicciones, y el dolor que cargan las familias mexicanas que no saben del destino de su ser querido.

En Estados Unidos muchas organizaciones públicas y privadas están haciendo lo posible por abordar el problema de identificar los miles de restos humanos encontrados, pero estos esfuerzos no están bien coordinados. Sin embargo, a través de los sistemas de bases de datos informativos, como lo son el Sistema Nacional de Personas Desaparecidas o No Identificadas, NamUs en inglés, o el Índice de ADN Combinado del FBI, existe un “intercambio” de información que pudiera ayudar en los esfuerzos de identificación. Desafortunadamente, sin una mejor coordinación entre los diferentes esfuerzos, las bases de datos como tales no nos proporcionarán lo que se necesita para ayudar a identificar a los desparecidos.

A principios de la década de 1990, los laboratorios estatales de CODIS en EE.UU comenzaron a informar sobre “coincidencias” de perfiles de escenas del crimen con perfiles de ADN en sus bases de datos de delincuentes. Poco después, la Base de Datos Nacional de ADN entró en funcionamiento en 1998 y se reportaron “coincidencias” de estado a estado y el número de coincidencias se incrementó constantemente mientras la base de datos nacional crecía. El éxito del Sistema Nacional de Índices de ADN (NDIS) se debe a la diligencia con la que cada estado de CODIS recolecta y analiza todas las muestras de delincuentes permitidas por las leyes de su estado, para analizar cuantas muestras de escenas del crimen sean posibles y subir estos perfiles a NDIS. Para tratar con la acumulación de casos de restos humanos no identificados en EE.UU y para ayudar a las familias estadounidenses a encontrar respuestas acerca del miembro de su familia, el índice de personas desparecidas de CODIS debe incluir perfiles de ADN de las familias mexicanas y de restos humanos recuperados en México.


 

En octubre del 2013, se le otorgó una subvención a CWAG de parte del Instituto Nacional de Justicia para emplear ADN para ayudar a identificar a los desparecidos. Esta subvención financia la recolección, el análisis y la carga a CODIS de los perfiles de ADN obtenidos de muestras de familias en México que reportaron a sus familiares desparecidos en EE.UU. Además, esta subvención también financia el análisis y la carga a CODIS de perfiles de ADN de restos humanos encontrados en México y financia el registro de información de casos a NamUs. Aunque el número de muestras financiadas por esta subvención es relativamente pequeña, sigue el principio de intercambiar información que pudiera ayudar tanto a nuestros vecinos en México como a nuestros propios ciudadanos. A través de asociaciones del sector público y privado, la Alianza Estatal de CWAG busca maximizar la exposición a los vastos recursos de Personas Desaparecidas disponibles para el orden público y las familias de los desparecidos.

Al ser una organización compuesta de funcionarios del orden público, a CWAG le apasiona formar asociaciones que fomentarán metas multifacéticas como ésta. Los aliados al esfuerzo de CWAG para identificar a los desparecidos utilizando tecnología de ADN comparten esta misma visión y en CWAG estamos orgullosos de trabajar junto a dichas organizaciones en la gran tarea de identificar a los desparecidos.